Miedo al dolor

La agliofobia es el miedo persistente, injustificado y a menudo irracional al dolor. Se deriva de la palabra griega algo, que significa dolor y fobia, que significa miedo o pavor. Otros nombres para esta fobia incluyen: Odynofobia, Odynefobia u Odynesfobia que se derivan todos del griego odyn que significa dolor.




El diccionario define el dolor como una “sensación muy desagradable después de una enfermedad o lesión, o de sufrimiento o angustia mental”. Por lo tanto, el dolor es subjetivo y lo que es extremadamente doloroso para uno puede desencadenar poca o ninguna respuesta en otro. Por lo tanto, el dolor es tratado como un tema complicado por psicólogos y expertos en el campo de la medicina. El dolor indica que algo anda mal en el cuerpo. Pero en caso de Agliofobia, hay una ansiedad intensa y constante en la mente del paciente acerca de experimentar dolor. Esto tiende a agravar su angustia física/emocional y puede ser muy perjudicial en el día a día, así como en entornos médicos.

¿Qué causa la Agliofobia?

Como en todas las otras fobias específicas, la Agliofobia también se origina a partir de una experiencia traumática intensa en el pasado, así como de factores intrínsecos.

Por ejemplo, las personas altamente sensibles podrían ser más propensas al miedo al dolor. Incluso ver a sus seres queridos sufrir puede conducir a una vida de miedo al dolor. Los niños que han experimentado dolor en el consultorio del dentista o del médico tendrán miedo de experimentar ese dolor todo el tiempo.

Como se mencionó anteriormente, la condición puede ser debilitante y perturbadora para la vida diaria, ya que el individuo fóbico piensa constantemente en el dolor, como resultado de lo cual su condición se convierte en un círculo vicioso que agrava su angustia mental/física.

Síntomas de miedo al dolor

El miedo al dolor se confunde a menudo con la depresión, el trastorno bipolar, el TDAH, el trastorno del sueño, la esquizofrenia, etc. Dependiendo de la medida en que uno sufre, la fobia perturbadora puede llevar a muchos síntomas físicos incluyendo:



  • Temblores, temblores, sudoración
  • Llorando, gritando
  • Experimentar un ataque de pánico completo
  • Respiración rápida y superficial, con aumento de la frecuencia cardíaca
  • Experimentar mareos, náuseas y otros trastornos gastrointestinales
  • Incapacidad para expresarse con precisión

Además, el miedo al dolor puede hacer que la fobia:

  • Evitar nuevas experiencias
  • Miedo a ir a lugares nuevos/diferentes
  • Evite ir al médico o al dentista
  • Sentirse alejado de la realidad
  • Tener pensamientos temerosos sobre la muerte o la muerte

A menudo, el dolor médico y dental agliofóbicos terminan agravando su condición médica/dental, ya que se abstienen de buscar ayuda para ello. Su miedo y paranoia acerca del dolor también podría hacer que recurrieran al uso excesivo de analgésicos que podrían causar una sobredosis.

Tratamiento para el miedo al dolor

Se sabe que una combinación de medicamentos y terapia conductual tiene éxito en el tratamiento del miedo al dolor. Sin embargo, la mayoría de los médicos advierten que los medicamentos para la ansiedad sólo brindan alivio temporal y podrían provocar efectos secundarios o reacciones adversas.




Otros tratamientos para el miedo al dolor deben hacerse bajo la guía de un psiquiatra experimentado. Una de estas terapias es la terapia de desensibilización gradual. Esta terapia consiste en exponer gradualmente al individuo a diferentes niveles de dolor. Esto puede ayudarlo a entender lo que es el dolor y también a darse cuenta de que su miedo es irracional. Los miembros de la familia y los amigos deben ayudar y apoyar la fobia. Uno debe mantener un ojo en el individuo para asegurarse de que no recurren a medicamentos para aliviar el dolor que podrían conducir a una sobredosis.

También se sabe que la hipnoterapia y la terapia de programación neurolingüística benefician a las personas que sufren degliofobia.

Deja tu comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: