Miedo a los payasos

La palabra Coulrophobia significa un miedo persistente e irracional a los payasos. Posiblemente se origina en el griego Kolon, que significa zanco o zancos caminantes, que a menudo son utilizados por los payasos. La palabra payaso podría incluso haberse originado en Cloyne, Clod o Colonus- un campesino rústico, granjero, paleto o alguien que carece de sentido común.

Los individuos coulrofóbicos informan que se sienten “sacudidos y traumatizados” al verlos o incluso al pensar en payasos. Un estudio llevado a cabo por un hospital mostró que decorar una sala de niños con imágenes de payasos en realidad resultó contraproducente cuando más de 250 niños (en los grupos de edad de 4 a 16 años) informaron que no les gustaban las imágenes.

No son sólo los niños los que sufren de este miedo; muchas personas que padecen este trastorno de ansiedad específico son adultos de mediana edad. Los medios de comunicación, las novelas (la novela de Stephen King y la película del mismo nombre (IT) sobre el Dancing Clown) aterrorizaron a muchos estadounidenses adultos que incluso recurrieron a usar camisetas con la leyenda “Can’t Sleep-Clowns will Eat Me Eat Alive” (No puedo dormir, los payasos me comerán vivo)) son conocidos como los principales factores que contribuyen a la histeria masiva o el miedo a los payasos. Por lo tanto, King probablemente le hizo a la gente lo que Tiburón hizo para nadar en el océano y Hitchcock hizo para las duchas. Se cree que la idea de la tecnología de la información de King podría haberse originado en el miedo de por vida del autor a los payasos.

¿Por qué tenemos miedo a los payasos?

Como se dijo anteriormente, las representaciones de payasos malvados en los medios de comunicación son un gran contribuyente para inculcar esta fobia en adultos jóvenes o ansiosos.

Los payasos y los bufones de la corte han existido durante miles de años. Incluso los emperadores y reyes de Egipto, China y Europa permitieron que sus bufones de la corte se burlaran de ellos donde nadie más podía. Era una posición muy importante en la corte. El payaso o el Loco era el `idiota del pueblo al que se le permitió ser blasfemo’. Podría haber sido un excéntrico inofensivo que era “obscenamente humorístico” o desinhibido en sus actos sexuales. De hecho: en muchas celebraciones tribales Pueblo, los payasos realizaban actos sexuales como masturbación, relaciones sexuales, sodomía, etc. frente a toda la tribu. Se sabe que estas asociaciones existen en la cultura pop moderna y en las representaciones mediáticas.




Los psicólogos también creen que, como en el caso de otras fobias específicas, el miedo a los payasos podría estar profundamente arraigado en la infancia, principalmente porque los niños menores de 4 años son muy reactivos al tipo de cuerpo familiar y a los rostros desconocidos. Una fóbica, por ejemplo, recuerda haber visitado una feria cuando era niña, donde se encontró con un “payaso de dientes amarillos y malolientes que se le puso en la cara”.

Síntomas de Coulrofobia

Como en el caso de otras fobias, la Coulrofobia también produce muchos síntomas físicos, mentales y emocionales en el enfermo, algunos de los cuales lo son:

  • Sudoración
  • Náusea
  • Sentimientos de temor
  • Latidos cardíacos acelerados y respiración rápida
  • Llorar o gritar
  • Sentirse enojado por haber sido colocado en una situación donde los payasos están presentes.

Cómo tratar el miedo a los payasos

El miedo a los payasos se trata de la misma manera que otras fobias: poco a poco entrando en contacto con el objeto del miedo para que uno tenga una respuesta más controlada a ese objeto, en este caso los payasos.

Afortunadamente, la Coulrofobia no afecta a la vida diaria, ya que la fobia puede evitar situaciones (circos, fiestas de cumpleaños, etc.) en las que es más probable que uno se encuentre con payasos. Sin embargo, si la fobia está interfiriendo con la vida profesional o personal de una persona, es mejor buscar asesoría psicoterapéutica para ello. Esto incluye métodos como la PNL o la programación neurolingüística, la hipnoterapia o la desensibilización gradual o sistemática realizada con la ayuda de un terapeuta capacitado.

Deja tu comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: