Miedo a los médicos

La iatrofobia o el miedo a los médicos es una fobia al tipo de lesión por aguja de sangre. Es bastante común en niños pequeños, aunque también se sabe que muchos adultos la padecen. La palabra Iatrofobia se deriva de “Iatros”, que en griego significa “sanador” y Fobos, que significa “temor o miedo profundo”. Otro término dado a este trastorno de ansiedad (aunque en su forma relativamente menos grave) es “hipertensión de bata blanca”.

Los pacientes que sufren de iatrofobia tienden a posponer la visita al médico, no importa cuánto estén sufriendo de una condición médica. (Prefieren sufrir que buscar ayuda profesional). Muchos tienen miedo de vacunarse o de ir al laboratorio para hacerse análisis de sangre de rutina. Cuando encuentran el valor para ver a un médico, tienen un ataque de pánico completo con presión arterial elevada, respiración rápida, náuseas u otra angustia gastrointestinal.

Causas de la iatrofobia o el miedo a los médicos

La mayoría de los casos de iatrofobia ocurren en la niñez, aunque no es raro que los adultos también tengan miedo de visitar al médico.




Los médicos están asociados con agujas o vacunas y tienden a dar “píldoras amargas”. Por lo general, uno necesita un médico cuando no se siente bien física o mentalmente.

Los médicos suelen trabajar en hospitales y otros entornos asociados con traumas, accidentes, muerte, etc. De niño, el enfermo puede haber experimentado un incidente negativo o traumático que puede haber causado su miedo al médico.

Muchos individuos Iatrofóbicos también tienen problemas para seguir la autoridad. (Los médicos son una autoridad en lo que se refiere a la salud médica.) Esto hace que a los fóbicos les desagraden o teman a los médicos.

Los alcohólicos o drogadictos temen a los médicos ya que creen que los harán enfrentar tales problemas.

En los últimos días, la confianza de los pacientes en los médicos también está disminuyendo. Una encuesta reciente ha mostrado que casi el 40% de los pacientes en los Estados Unidos creen que los médicos de hoy en día no se preocupan tanto por el bienestar del paciente como lo hacían hace unas décadas.

Las películas médicas, los informes de noticias sobre cirugías chapuceras o malas prácticas médicas, etc., también pueden infundir imágenes negativas que llevan al temor de los médicos.

Síntomas del miedo a ir al médico

Los pacientes que sufren de iatrofobia son capaces de hablar fácilmente frente a miles de personas con confianza, pero, cuando se enfrentan a visitar a un médico, tiemblan, tiemblan o son incapaces de hablar coherentemente. Algunos otros síntomas físicos de la iatrofobia incluyen:



  • Sacudidas, temblores y tener tensión muscular
  • Tener náuseas o ganas de vomitar
  • Los niños tratan de correr, gritar, llorar o huir
  • Los fóbicos a menudo posponen los exámenes médicos de rutina y siguen posponiendo las citas médicas y dentales.
  • Tienen presión arterial normal en casa pero tienden a tener niveles clínicamente elevados o hipertensión en la clínica del médico (hipertensión de bata blanca).
  • Muchos fóbicos temen enfermedades y lesiones (o se convierten en hipocondríacos) y se preocupan por la tos o los resfriados más pequeños temiendo necesitar tratamiento médico.

La iatrofobia a menudo se asocia con la dentofobia, que es el miedo a los dentistas. Ambos pueden ocurrir uno al lado del otro en un individuo.

Cómo superar el miedo a los médicos

El tratamiento y la superación del miedo a los médicos es a menudo difícil, ya que la mayoría de las personas se niegan a visitar al médico para empezar.

Afortunadamente, muchos pacientes han visto resultados positivos al respirar profundamente cuando se enfrentan a una visita al médico. Ayuda recordarse a sí mismo que el médico está ahí para ayudar. Visitar a un médico puede aumentar la ansiedad temporalmente, pero es vital buscar ayuda médica en lugar de empeorar la afección, que puede volverse más complicada.

Discutir la fobia con el médico también ayuda. Los fóbicos deben decirles qué parte del examen médico les está causando ansiedad. La mayoría de los médicos serán gentiles y tratarán de tranquilizarlo y ayudarlo a relajarse. Si cree que el examen médico arrojará resultados negativos, háblelo también con el médico.

También ayuda si el médico puede visitar la fobia en el hogar o en un entorno familiar en lugar de realizar el examen en un hospital o entorno clínico intimidatorio. (Hoy en día, muchos médicos también dan consejos por teléfono o por Internet).




También se ha comprobado que una combinación de medicamentos y psicoterapia ayuda a los pacientes que sufren de miedo a los médicos. También se sabe que escuchar música tranquilizante o ver televisión durante el examen da resultados favorables cuando se enfrenta al miedo al médico.

Deja tu comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: