Miedo a las ranas

En todo el mundo hay opiniones variadas sobre las ranas y los sapos: algunas personas las encuentran lindas, otras las encuentran feas y repugnantes. Luego hay otros que han desarrollado un miedo o una fobia absoluta a las ranas. El término utilizado para describir esta fobia/miedo a las ranas se llama Ranidafobia. Esta palabra proviene de la fuente latina’Rani/ranidae’, que significa la familia de los anfibios, incluyendo ranas, sapos, tritones, etc. y fobos, que en griego significa miedo. Otro término para esta fobia es Batracofobia. (El miedo a los sapos se llama específicamente Bufonofobia.)

Causas del miedo a las ranas o Ranidaphobia

Hay muchas asociaciones e historias relacionadas con las ranas en el folklore y los cuentos de hadas. Las ranas han sido consideradas feas, pero las princesas todavía necesitan besarlas para recuperar a sus guapos príncipes.

La orina de rana (o el contacto de la piel con la criatura) supuestamente causa verrugas en la piel (similares a las de la cara de una bruja).  En algunas culturas, se cree que ver una rana es un mal presagio.

Luego, los modernos programas de televisión sobre la ciencia han demostrado que muchas especies de ranas son venenosas o inducen alergias. Por lo tanto, los niños desarrollan una fobia a las ranas después de leer sobre ellas o ver tales programas.

Una experiencia negativa con ranas en la niñez es el desencadenante más común de la Ranidafobia. Un fóbico describe un incidente de su infancia en un puesto de ducha improvisado en la playa donde accidentalmente cogió una rana toro mientras se bañaba en la oscuridad. Su miedo a la vista y al croar de la rana le hizo salir corriendo gritando en plena naturaleza. Esta experiencia humillante negativa vuelve a perseguirlo cada vez que se encuentra con ranas.

Otra fóbica, una mujer, accidentalmente mató a una rana al pasar su cortadora de césped sobre ella. La manera violenta en que mataron a la rana le causó toda una vida de ansiedad con respecto a estas criaturas.

Algunos estudiantes que pidieron diseccionar ranas en Biología experimentaron espasmos en las patas de las ranas muertas y desde entonces han desarrollado un profundo temor a estas criaturas.

Las ranas suelen estar asociadas con lugares húmedos, húmedos o lluviosos. Salen croando por la noche para alimentarse y aparearse y para una persona que ya sufre de trastornos de ansiedad nerviosa o insuficiencias suprarrenales, es posible que la mente asocie el mal, la muerte o la muerte con estos sonidos supuestamente “ominosos” hechos por la rana.

Las ranas también se encuentran en los inodoros o en espacios sucios y estrechos. Las personas que tienen miedo a la suciedad o a la falta de limpieza son propensas a desarrollar este miedo a las ranas. Estas criaturas son buenas para camuflarse y mezclarse con su entorno natural. Tienden a hacer una aparición repentina asustando a las personas que luego las asocian con el pánico que sienten ante su presencia.

Síntomas de miedo a las ranas

Los síntomas del miedo a las ranas varían de persona a persona.

En algunos individuos, incluso la vista, el sonido o el pensamiento de la presencia de ranas puede desencadenar una serie de síntomas de ansiedad como gritos, temblores, llanto, aumento de los latidos del corazón, sudoración, temblores, etc.

Algunas personas no soportan ni siquiera mirar fotos de ranas o programas de televisión/naturaleza sobre ellas.

Muchos se niegan a caminar en la hierba alta en los meses de primavera/verano y especialmente en la noche, o nadar en estanques o piscinas donde las ranas generalmente acechan.

En casos extremos, el fóbico tiende a pensar que una rana saltará sobre su cabeza o se arrastrará bajo la piel y esto puede hacer que uno se ponga histérico o paralizado por el miedo.

Superar la Ranidaphobia

Conocer la causa raíz de la Ranidafobia es el primer paso para su tratamiento. La terapia cognitivo-conductual y la psicoterapia son altamente efectivas para lograr este objetivo. Ambos pueden ayudar al fóbico a racionalizar su miedo a las ranas o sapos.

Los individuos ranidafóbicos deben tratar de exponerse gradualmente al objeto del miedo, en este caso, las ranas. Escuchar los sonidos de las ranas, ver fotos de las ranas en Internet, o hablar y discutirlo con sus seres queridos (o con otros en grupos de apoyo en línea/fuera de línea) también puede ayudar a superar la Ranidafobia.

El médico puede recetar medicamentos para la ansiedad o la alergia, pero éstos se utilizan como último recurso, ya que a menudo no están exentos de efectos secundarios.

Finalmente, uno debe educarse sobre las ranas, ya que el aprendizaje y la comprensión también pueden ayudar a superar el miedo. Las ranas son parte esencial del ecosistema y desempeñan un papel en muchas cadenas alimentarias.

También se están haciendo esfuerzos en todo el mundo para salvar a las ranas para salvar los bosques tropicales. Conocer estos hechos puede ayudar a racionalizar su miedo a las ranas.

Deja tu comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: