Miedo a las alturas

Si es un individuo que sufre del miedo a las alturas, o conoce a alguien que lo hace, esta breve guía está escrita para usted. Aquí estudiaremos las causas, síntomas y opciones de tratamiento para el miedo a las alturas, lo que también se conoce como acrofobia.

¿Qué es la acrofobia o el miedo a las alturas?

El miedo a las alturas o la Acrofobia es un trastorno de ansiedad debilitante que afecta a casi 1 de cada 20 adultos. La palabra se deriva de la palabra griega “Acron” que significa alturas y “fobos” que significa miedo. Los individuos que tienen miedo a las alturas generalmente evitan los edificios altos, las norias, las montañas rusas, esquiar o incluso pararse en colinas o balcones altos. La acrofobia generalmente afecta las actividades recreativas que uno puede disfrutar. Sin embargo, en algunos casos extremos, la fobia puede afectar la vida diaria. Por ejemplo: conducir por puentes puede desencadenar ataques de pánico o mareos o las personas que viven o trabajan en grandes ciudades pueden tener dificultades para asistir a reuniones en los pisos superiores de un edificio o pueden experimentar mareos en escaleras mecánicas, ascensores de cristal, barandillas, escaleras, etc.

¿Cuáles son los síntomas de la acrofobia?

Según los autores, el libro de Martin Antony y Karen Rowa, Overcoming Fear of Heights: How to Conquer Acrophobia and Live a Life without Limits (Superar el miedo a las alturas: cómo vencer la acrofobia y vivir una vida sin límites), para ser considerado una fobia; el miedo a las alturas debe ser excesivo y poco realista. Por lo tanto, los síntomas del miedo deben ser en exceso de lo que la situación real indica o debe causar deterioro y angustia significativa en el individuo.




Tres respuestas principales son generadas por la acrofobia. Estos incluyen ansiedad, pánico y miedo. Dependiendo de la situación, el estímulo y la reacción individual, uno puede experimentar tensión muscular, dolores de cabeza, ataques de pánico, palpitaciones o mareos. Un ataque de pánico completo como resultado del miedo a las alturas puede causar dificultad para respirar, pérdida de control e incluso pensamientos de morir.

Causas del miedo a las alturas

Los psiquiatras culpan principalmente al pensamiento negativo por la acrofobia. Los pensamientos negativos incluyen:

  1. Si me paro en la cornisa estaré tentado de saltar o alguien me empujará.
  2. Perderé el equilibrio.
  3. La estructura del edificio es débil y se derrumbará, o el carro del elevador se estrellará.
  4. Me marearé o tendré un ataque al corazón y me caeré.

Los acrofóbicos tienden a experimentar tales pensamientos rápida y automáticamente, hasta el punto de que a menudo no son conscientes de ellos. El miedo también proviene de las sensaciones físicas asociadas con las alturas. Los pensamientos de dolor que surgen de lesiones y caídas (que a menudo son normales y racionales) son llevados a niveles extremos en individuos con miedo a las alturas.

Como en el caso de la mayoría de los miedos y fobias, la acrofobia también proviene de la mente inconsciente que trata de crear un mecanismo de protección. El trauma emocional en el pasado, como un evento trágico que uno asocia con las alturas, o a veces visto en escenas de ficción en las películas, puede ser un catalizador para tales fobias. La diferencia radica en cómo se manifiesta la fobia en los individuos: en algunas personas, el miedo a las alturas puede estar presente todo el tiempo; en otras, puede estar presente sólo por estímulos directos.

Tratamiento de la acrofobia o miedo a la altura

Es necesario un gran compromiso para superar el miedo a las alturas. Los individuos deben mostrar una fuerte dedicación para superar este miedo. Algunas veces, las drogas pueden ayudar al individuo a calmar la mente y aliviar los pensamientos ansiosos. La hipnosis, el pensamiento positivo y la meditación son algunas otras técnicas que se sabe que ayudan a los fóbicos a superar su miedo a las alturas.

La desensibilización sistemática o gradual es otra herramienta recomendada que puede ayudar a superar la acrofobia. Esta técnica utiliza la terapia cognitivo-conductual, en la que se anima al paciente a enfrentarse a los desencadenantes o situaciones estimulantes que conducen a pensamientos de miedo. A los individuos se les hace relajarse, imaginar sus componentes de miedo y luego trabajar en las situaciones menos miedosas a las más miedosas. Cerca del 75% de los casos de acrofobia son curables con estas técnicas. También se está probando y explorando la realidad virtual para entender la acrofobia y también como una posible herramienta para el tratamiento del miedo a las alturas.

Resumen
Miedo a las alturas
Título del artículo
Miedo a las alturas
Descripción
Los individuos que tienen miedo a las alturas generalmente evitan los edificios altos, las norias, las montañas rusas, esquiar o incluso pararse en colinas o balcones altos.

Deja tu comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: