Miedo a la sangre

En pocas palabras, la hemofobia o el miedo a la sangre, provoca una reacción fóbica del individuo que sufre a la vista de la sangre, que puede o no ser la suya. A menudo, hay confusión entre la Hemofobia y el miedo a las agujas. Una persona puede tener miedo de que le saquen sangre, lo cual puede confundirse con tripanofobia (o el miedo a las agujas). De hecho, esta fobia específica común en realidad se categoriza ampliamente como una fobia a las lesiones por inyección de sangre. A diferencia de otras fobias específicas, el miedo a la sangre lleva a algunos síntomas bastante diferentes que se tratarán más adelante en este artículo.




Primero estudiemos las causas de la Hemofobia.

Causas del miedo a la sangre

Como se mencionó anteriormente, existe un vínculo entre otras fobias y el miedo a la sangre. El miedo a las agujas y a la hemofobia es una combinación que se observa con frecuencia en las personas. Se sabe que algunos pacientes muestran una fobia a los dentistas y médicos junto con la Hemofobia.
En general, el miedo a la sangre se desencadena por el miedo al campo de la medicina, ya que a menudo está relacionado con la sangre, las inyecciones, las lesiones, el dolor y la muerte.
Las imágenes de televisión y películas también pueden contribuir a este miedo. La cultura de Halloween, las películas sangrientas sangrientas, las historias de asesinatos en serie, etc. también se sabe que causan esta fobia.
El sangrado a menudo es una señal o indicación de que algo anda mal en el cuerpo. Por lo tanto, la hipocondría o nosofobia también están ligadas a la Hemofobia. Tanto la hipocondría como la nosofobia se caracterizan por el miedo a enfermarse o a desarrollar enfermedades específicas como el cáncer, la diabetes, etc.
El miedo a los gérmenes o a la Misofobia también puede desencadenar la Hemofobia ya que el individuo tiene miedo de “contagiarse de gérmenes” de la sangre de otra persona.
El miedo a la sangre también está relacionado con el miedo a la muerte o la tanatofobia.
La visión de la sangre a menudo hace que el individuo se desmaye; puede temer avergonzarse a sí mismo al desmayarse, lo que en realidad es la respuesta de defensa del cuerpo para protegerse de más estrés.
Al igual que con otras fobias extremas, el miedo a la sangre puede ser provocado por una experiencia previa negativa o traumática de la infancia con sangre.



Síntomas de Hemofobia

Como se mencionó anteriormente, la hemofobia produce síntomas bastante diferentes a los que producen las fobias específicas.
Las similitudes con otros síntomas de la fobia son: ansiedad, náusea, aumento de la frecuencia cardíaca, sudoración, temblores o sacudidas al ver sangre. Esto es seguido por una caída repentina en la presión arterial y el ritmo cardíaco que lleva al individuo a desmayarse, palidecer o debilitarse, lo cual no se ve en otras reacciones de fobia.
Los desmayos ocurren porque el cerebro no recibe un suministro adecuado de sangre. Desmayarse o tener un ataque de pánico puede ser una “vergüenza” para el individuo que luego trata de evitar ver sangre a toda costa.

Los hemofóbicos no sólo temen ver su propia sangre o la de otros, en algunos casos, pueden incluso tener un ataque de ansiedad al ver sangre de animales.
La fobia a veces puede consumir a uno al grado que interfiere con su vida diaria. El paciente puede negarse a visitar a un médico o dentista o incluso ver fotos impresas de películas con sangre. Puede llevar un estilo de vida sedentario para evitar lesiones relacionadas con el deporte.

Tratamiento para superar el miedo a la sangre

Los expertos recomiendan lo contrario de las técnicas de relajación que se suelen sugerir para superar otras fobias específicas comunes. En este método, en lugar de relajarse, se le pide al individuo que “exprima sus grupos de músculos grandes en nudos tensos” para evitar desmayarse. Esta técnica es especialmente útil para pacientes que se desmayan al momento de recibir una inyección.
Uno de los principales efectos secundarios de la Hemofobia es la depresión o la ansiedad. Un profesional de la salud mental puede ayudar a proporcionar una solución para superar estas afecciones.

Deja tu comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: