Miedo a deshacerse de las cosas

La disposofobia es el miedo a perder cosas o un miedo intenso a deshacerse de cosas. También se le llama “Trastorno de Acaparamiento“. Se sabe que muchas personas en todo el mundo se ven afectadas por esta fobia y una encuesta reciente ha demostrado que los británicos son el número uno en esta lista.

La palabra “Disposophobia” tiene origen griego. La palabra raíz ‘Dispos’ significa miedo a deshacerse de objetos personales y ‘Phobos’ significa el Dios griego del miedo.

Este trastorno mental hace que la persona que lo padece guarde cada pequeña cosa adquirida, incluyendo recibos, revistas viejas, ropa desgastada, periódicos, correo viejo, listas, notas, etc. La enfermedad ha existido durante siglos y, sin embargo, la mayoría de las personas que la padecen no saben que la padecen. La Disposofobia puede ser dividida en acaparamiento de animales, acaparamiento de libros, así como otro acaparamiento de objetos específicos. En la mayoría de los casos, el fóbico no tiene ningún uso para los objetos que atesora, pero su intenso temor respecto a su eliminación le hace seguir recogiendo y almacenando esos objetos. Naturalmente, los seres queridos del fóbico se ven gravemente afectados por su comportamiento y a menudo son incapaces de convencerlo de que busque ayuda. El acaparamiento de animales también conduce a condiciones muy antihigiénicas y puede comprometer la salud de la persona. La mayoría de los fóbicos tienden a ser socialmente retraídos o solitarios, lo que sólo intensifica su necesidad de acumular más cosas.

Causas de Disposophobia

Los médicos en el campo del Programa de Investigación del Trastorno Obsesivo Compulsivo (TOC) han determinado que las personas con ciertas afecciones y enfermedades neurológicas son más propensas a convertirse en “acumuladores”. Estos incluyen demencia, TDAH, esquizofrenia, Alzheimer, ciertas adicciones, discapacidades del desarrollo, así como TOC. El estudio también mostró que las personas con Disposofobia son más propensas a tener atrofia leve del cerebro o formas inusuales del lóbulo frontal. Esta parte del cerebro es responsable de tomar decisiones y ejecutar funciones.

A menudo, una experiencia negativa en el pasado puede desencadenar el temor de deshacerse de a las cosas – la persona podría haber tirado algo, sólo para arrepentirse después.

El miedo de deshacerse de las cosas también puede comenzar bastante temprano en la vida e incluso se ha visto en niños de tan sólo 3 años. Los animales o el acaparamiento de libros también podrían tener desencadenantes específicos en eso; la persona se siente más segura al coleccionar libros o tener mascotas. Esto podría estar relacionado con un evento traumático o con la memoria – los niños abusados física o mentalmente son más propensos a mostrar tales signos.

El acaparamiento también podría comenzar en la mediana edad; esto se observa predominantemente en las mujeres que en los hombres. Las vulnerabilidades básicas como la desregulación emocional (ansiedad y depresión) que ocurren debido a un revés emocional (pérdida de un ser querido o de un trabajo, divorcio, etc.) podrían ser los desencadenantes. El fóbico comienza a asociar un objeto particular con cualidades similares a las humanas y siente un intenso dolor o miedo al pensar en tirar ese objeto.

Las personas que tienen miedo de deshacerse de las cosas también temen desperdiciar el objeto o perder la oportunidad que representa ese objeto.

Síntomas del miedo de deshacerse de las cosas

Las personas con Disposofobia a menudo tienen problemas para organizar las cosas. Muestran una ansiedad y un miedo intensos cuando se les pide que tiren cosas viejas e indeseadas o innecesarias. Pueden aparecer después de los signos de ansiedad/agresiones pánicas:

  • Sentirse inquieto, tener una frecuencia cardíaca elevada, respiración rápida
  • Sentirse como si gritara, huyera o se escondiera en lugar de tirar las cosas.
  • Sentirse extremadamente angustiado, con náuseas al pensar en deshacerse de las cosas.

Las casas de disposophobicos están generalmente abarrotadas y apenas hay espacio para vivir. Los acaparadores de animales tienden a vivir en condiciones extremadamente antihigiénicas o antihigiénicas; sus espacios de vida son a menudo el hogar de bacterias, alimentos en descomposición, bichos, roedores e incluso residuos de riesgo biológico. Típicamente viven solos y muestran signos de depresión o trastorno de compulsión obsesiva. Los objetos atesorados a menudo se apilan en pasillos y pasillos y a menudo se mueven para crear espacio para más objetos. Si no hay desorden, los fóbicos tienden a sentirse inquietos y sienten que necesitan conseguir más cosas.

Huelga decir que la disposofobia puede afectar profundamente las relaciones y puede ahuyentar a los seres queridos. Tener un trabajo o tener relaciones estables también puede llegar a ser bastante difícil para las personas que sufren de esta fobia.

Cómo superar la disofobia

El miedo a deshacerse de las cosas es un trastorno complejo y es vital diagnosticar las afecciones subyacentes antes de recetar terapia o medicamentos.

En general, el acaparamiento compulsivo y la Disposofobia han sido tratados y manejados usando medicamentos contra la obsesión, así como la TCC o la terapia cognitiva conductual. Este último se centra específicamente en las características de la fobia y llega a la raíz del miedo que posee el fóbico (acerca de tomar decisiones equivocadas acerca de tirar objetos).

La Disposofobia Ligera también puede ser tratada a través de terapia de conversación y otras intervenciones psiquiátricas. Es vital obtener servicios profesionales de limpieza para ayudar a los fóbicos a empezar a vivir un estilo de vida más saludable y limpio de nuevo. Además, uno debe recoger los hilos de su vida y tratar de reconstruir los lazos de confianza con su familia y amigos. Este último también debe ser paciente y comprensivo sobre la condición de la fobia y tratar de cambiar a la persona con amor y paciencia.

La Disposofobia es una condición tratable – al tomar estos pasos fundamentales junto con la meditación, la visualización positiva y otras terapias de autoayuda que el fóbico puede poner en marcha en el camino hacia la recuperación.

Deja tu comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: